Liga Salteña de Jiu Jitsu Jun Ketsu Ryu

Hoy en día, uno no puede apreciar cuales fueron los comienzos de este Arte Marcial. Sólo podemos remitirnos a los relatos históricos, que narran algunos de los hechos que llevaron al surgimiento del Jiu Jitsu y bajo que parámetros se fue depurando hasta lo que hoy conocemos.

        En aquella época Japón estaba dividido, cada clan luchaba por la supremacía de la isla. La guerra fue moneda corriente, y los que tomaban parte de las batallas vieron la necesidad de estructurar su entrenamiento y depurar las técnicas basándose en conceptos lógicos:

  • Las técnicas debían ser simples y contundentes.

  • Si el Samurai no volvía de la batalla, probablemente era a consecuencia de que su técnica no cumplía con el concepto anterior.

        Vale decir que las tradiciones que recibimos en cada entrenamiento, fueron probadas con sangre en el campo de batalla.

        En la actualidad la máxima prueba a la que podemos someternos de forma voluntaria son las competiciones; si todo va bien obtenemos la victoria, de lo contrario que hubiera pasado si se trataba de una batalla?. Son pocas las técnicas efectivas en competición y por ello se olvida lo marcial, que es lo que sirve en la calle y que hoy por hoy, cada vez mas se parece a un campo de batalla.

        Como respuesta a mi planteo la Jun Ketsu Ryu surge gracias a la formación de mis Maestros y de todos aquellos que me enseñaron algo sobre las Artes Marciales.

        Desde que comencé mi primera clase de Jiu Jitsu, llevando con orgullo mi cinturón blanco, al terminar mi entrenamiento lo primero que hacía al llegar a casa era anotar las técnicas que había aprendido. Conservo actualmente dos cuadernos llenos de técnicas, formas, y anotaciones.

        Al recibir mi cinturón negro no me sentí conforme con mis conocimientos, por lo que comencé una tarea que me llevó doce años, en los que mediante cursos, charlas, material bibliográfico, videos, entrenamientos, y la misma Internet traté de profundizar todos mis conocimientos e iniciar mi propia depuración.

        Ahora me siento mas tranquilo, siento que puedo iniciar una nueva etapa con la seguridad de mi incompleta experiencia; los años transcurridos me dieron la seguridad y los venideros completarán mi experiencia.

        Hoy, es el momento de  comenzar, y lo digo con orgullo y autoridad:

        Inicio el camino de la Jun Ketsu Ryu Jiu Jitsu.

        Inicio el camino de los "Pura Sangre", de los que guardarán aquellas tradiciones que legaron los Samurai.

        No revolucionaré las Artes Marciales, porque ya todo esta creado, solo es un modo particular de ver el Jiu Jitsu, pero estaré firme en mi convicción de que llevamos el "Pura Sangre" porque lo nuestro es verdadero y lo que circula por nuestro cuerpo es sangre pura de Jiu Jitsu.

        La Jun Ketsu Ryu es un balance de las tradiciones, de las técnicas modernas, de la competición, de la defensa personal civil, policial, militar, y del respaldo teórico que apuntalan cada una de las partes que la componen. Pero por sobre todo de hacer las cosas como debe hacerla el que se entrega a la práctica de un Arte Marcial.

        De nuestro escudo desprendemos la flor del loto, que afirma nuestra intención de conservar las tradiciones. El caballo pura sangre en actitud desafiante, preparado para lo que haya que afrontar. Y la bandera argentina, símbolo que regirá la formación íntegra de nuestros jiu jitsukas.

        Un jiu jitsuka de la Jun Ketsu se formará integralmente. Prestará especial atención a su técnica y cualidades físicas exigiéndose al máximo de sus posibilidades. Pero mayor atención y dedicación observará en su disciplina y en su formación mental y espiritual siguiendo la máxima:

        Civiliza tu mente y haz salvaje tu cuerpo

        Para finalizar insto a mis danes, que siempre me apoyaron y me ofrecieron su lealtad, y a cada uno de los practicantes de Jiu Jitsu a luchar por la gloria de la Jun Ketsu.

                                  

 

                                                                                               Renshi Adrián Costanzo